Nosotros


El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Jaione Lasarte

Los animales son parte de mi vida desde que tengo uso de razón, especialmente caballos y cómo no: perros. Este cariño por ellos me llevó a procurar entenderlos lo mejor posible en forma de libros sobre psicología canina , cursos de adiestramiento, seminarios y charlas sobre todos los aspectos de la cinofilia.

De esta pasión nació mi primera tienda; una peluquería y boutique canina que dirigí durante diez años y que me dio de primera mano una experiencia maravillosa en torno al mundo del perro.

Una tarde de verano fui a visitar a un amigo criador de otra raza y de repente apareció ante mis ojos un pequeño perrito, de ojos vivaces y pose de total chulería que me fascinó desde el primer momento. Era el perrito de su hija y me pasé toda la tarde jugando con él; volví a casa enamorada y aunque reconozco que los chihuahuas ya me habían llamado la atención  en alguna Exposición a la que había acudido cuando presentaba pastores alemanes, fue esa cercanía y picardía de Rufino la que me cautivó hasta el punto de empezar a interesarme por la raza e intentar aprender todo lo que pudiera sobre ellos con el objetivo de traerme un pequeño a casa.

Estamos hablando del año 2004, cuando no existía prácticamente nada de información sobre chihuahuas, aún así y una vez claro que para mi era un perro con todas las ventajas y ningún inconveniente, fui a buscar a mi primera chihuahua, después llegó otra, luego otro…hay una frase que solemos decir tanto criadores como propietarios de estos pequeñajos “los chihuahuas crean adicción”, y no puede haber nada más cierto.

A partir del año 2007 empezamos a criar poniendo todo nuestro esfuerzo, ilusión, cariño y sobre todo; respeto por la raza. Esa ha sido, es y será nuestra premisa fundamental, y sobre ella estudiamos cada cruce con el deseo de mejorar y tener chihuahuas sanos, bellos y de buen carácter que hagan nuestras delicias y las de los propietarios de un Lemuria.

No vendemos perros al peso, quien busque un cachorro de chihuahua y sólo le interese el tamaño no está en el lugar adecuado. Entendemos que al ser la raza más pequeña del mundo el interesado busca un perrito muy pequeño, y eso es lo que encontrarán hablando con cualquier criador serio: un perrito muy pequeño. Pero sobre todo, lo que nosotros garantizamos es seriedad, donde prima por encima de todo la salud, la morfología y el carácter del chihuahua, aspectos que podréis comprobar en nuestra galería de imágenes «Nuestros Cachorros.


 

A %d blogueros les gusta esto: